Arquitectura y Diseño

Arquitectura y Diseño
Cultura Arquitectónica

18/7/2010

Casa 50x50 (1951) Mies Van Der Rohe


Mies Van Der Rohe afirmaba tener concebido la casa de 50x50 pies, como una solución al problema de la producción en masa de la vivienda, un género arquitectónico para el cual él nunca presto mucha atención en el pasado. Su preocupación por crear un buen prototipo de vivienda era direccionada en la Casa 50x50 pies.

Este proyecto de vivienda fue uno de los proyectos no construidos del arquitecto alemán, y también se le conoce como la “Square House” o una de sus casas de cristal (glass houses) las cuales proyecta y realiza con la Fransworth House junto al río Fox en Illinois en el año de 1950 durante su periodo de madurez, donde después de la segunda guerra mundial ya se encuentra en estados Unidos, y el cual no solo es reconocido en este país sino mundialmente por una serie de proyectos que más tarde serian modelos iconográficos de la arquitectura moderna y aun de nuestra época.

Como en la casa fransworth, Mies produjo un volumen cubico conteniendo solo un espacio, el cual en la versión final o publicada (5016.103) fue articulado por un volumen de servicios donde se encuentran cocina, dos baños, espacios de servicio, y chimenea, localizado ligeramente descentrado del plano que incluye una sala y dos áreas para dormir. Se trata pues de un espacio cuadrado de cincuenta por cincuenta pies, al cual se accede por una gran plataforma, que se presenta una vez se está sobre ella, abierto a la naturaleza por los cuatro costados desde su distribución arquitectónica como por sus cerramientos acristalados, ingresando así el entorno circundante a la vivienda misma, funcionando casi como un pabellón de jardín, un espacio que fluye libremente y la naturaleza a la que es devuelto el hombre, de forma completa, no aislándolo de ella, por el contrario, participando con ella; 4 puertas conducen hacia el espacio interior de la vivienda; cada sistema de vanos se encuentra a la derecha de cada una de las columnas o pilares metálicos soportantes en las fachadas acristaladas, esto significa que un plano u hoja acristalada de la fachada, a la izquierda de cada columna podría tener cercanamente 25 pies de longitud. La reducción al mínimo del número de elementos, garantizada en que no sea posible ni imaginable una mayor sencillez dentro del ámbito de lo constructivo, llevado a cabo al mismo tiempo a una máxima extensión posible, garantizada por la optimización del conocimiento científico y tecnológico.

Con respecto al entorno, podemos ver que Mies ya tenía claramente este importante tema desde su proyecto para la “casa de la montaña”, que si bien aun no emplea aun grandes fachadas acristaladas como lo hará más adelante en su concepto de pabellones de planta libre, si lo deja claro en el control visual interior-exterior y exterior-interior que se pueden ver en sus bocetos y perspectivas, y en el cual también aparece la utilización del patio como un gesto de introducir la naturaleza del lugar de una manera más controlada y racionalizada, y que a su vez es un elemento no solo visual, sino como un sistema o mecanismo de composición, un método para introducir el orden y la regularidad en una edificación. Este último elemento se puede ver más claramente en sus proyectos de “casa de tres patios” y “tres casas con patio”, el cual permite a través de este sistema compositivo dar la forma misma del edificio, permitiendo agregar partes y yuxtaponer piezas diversas de un conjunto, sin que pierda la idea unitaria del espacio total.

En estos proyectos de casas, Mies, como con sus edificaciones en altura de cristal, crea un nuevo hábitat: espiritual y representativo.

Una segunda piel que se extiende a los confines de la parcela, en ella, el espacio fluye entre la arquitectura y la naturaleza, entre lo íntimo y lo absoluto, dando un sentido completo y único al acto de habitar, transcendiendo así del propio formalismo para generar una relación entre el hombre y su entorno de forma plena y eficaz. La ingravidez, los recursos mínimos, no por ello menos complejos, y la especial relación entre el hombre y la naturaleza que insistentemente, desde los inicios, investiga el arquitecto, son los motivos de esta arquitectura. No es posible imaginar construcción más sencilla ni más compleja.

Mies entonces, plantea fórmulas constructivas que minimicen el número de elementos constructivos hasta donde más sea permitido y maximicen el carácter de sus edificaciones.

La edificación de una sola planta, se dispone en el territorio sobre una plataforma o terraza que emerge asimétricamente desde la casa y comparte el plano del suelo, como hizo en el núcleo interior, y de otra forma haciendo un contraste con la simetría del plano de elevación; se trata de una casa configurada en base de dos planos horizontales (base y cubierta) separados del suelo con los correspondientes pilares que lo hace posible.

Estos planos delimitan una terraza anterior, la planta de la vivienda y la cubierta.
Esta plataforma es utilizada por el arquitecto al igual que las plazas en casi todos sus proyectos como antesala de lo natural al espacio interior construido, como ese plano horizontal de referencia que establezca la mesura del entorno y garantice unas buenas condiciones estéticas del edificio. La trama era un elemento compositivo y de orden de gran importancia utilizado por el arquitecto, no solo empleado en la casa 50x50 pies, sino en todos sus proyectos. La trama es una retícula, visible o no, que subyace bajo diversas formas y elementos. Los ordena estableciendo relaciones de dimensión y orientación. Modular inyectaba armonía, y euritmia a sus proyectos facilitando aun más la construcción de sus diseños. Decía Saez de Oiza que “Al que modula Dios le ayuda”.

Mies por un tiempo considero un plano rectangular mas q uno cuadrado, y que con anticipación el además pensó en la construcción de una cubierta con vigas unidireccionales; La loza de la cubierta pues, se sustenta sobre las cuatro únicas columnas de la vivienda, las cuales se encuentran ubicadas en el eje de cada fachada, y la cual está conformada por una malla estructural o trama mencionada anteriormente, que funciona como el controlador y diagramador espacial de la casa, y que a su vez se ve reflejada en el plano horizontal del piso. Sobre la trama en común de casi todos sus proyectos, los espacios difieren en forma, tamaño y función, pero mantienen una estrecha relación.

Mies también hablo de la flexibilidad espacial del plano. Este podría ser construido de 40, 50 o 60 pies cuadrados, y podría servir a una sola persona, o una familia entera. La privacidad seria garantizada por particiones y cortinajes, puesto que la adición de tales elementos en cualquier caso, eran más sensibles que paredes solidas.

Mies plantea que la arquitectura interior de la vivienda, adquiera la capacidad de incidir sobre el entorno global del paisaje;la transparencia que utiliza en este proyecto como en muchos de sus otros edicicios, no solo funciona de adentro hacia afuera, sino desde el exterior hacia el interior. El edificio entonces se incorpora al sitio.


Tambien existen otros factores determinantes en la formación de una vivienda segun Mies, de los cuales el "organismo constructivo" se habria de formar a partir de estos, como lo es :

la orientación, el programa espacial y el material de construcción.Este ultimo es de gran importancia para dar la forma misma de este y todas sus edificaciones.

















¿Que cómo ha de ser el estilo? Pues el estilo... Mirad la blancura de esa nieve de las montañas, tan suave, tan nítida;mirad la transparencia del agua de este regato de la montaña, tan límpida, tan diáfana.
El estilo es eso: el estilo no es nada. El estilo es escribir de tal modo que quien lea piense: "Esto no es nada." Que piense: "Esto lo hago yo." Y que, sin embargo, no pueda hacer eso tan sencillo quien así lo crea , y que eso que no es nada sea lo más difícil, lo más trabajoso, lo más complicado.
(Azorín. Un pueblecito (riofrio de avila).


TEXTO:

-Análisis seminario de proyectos arquitectónicos. Carlos Avila caro.

BIBLIOGRAFÍA:

-Gaston, Guirao Cristina. Mies: El proyecto como revelación del lugar. Fundación caja de arquitectos, Barcelona. Pág. 191-230.

-Díaz, Gonzalo-Y. Recasens. Recurrencia y herencia del patio en el movimiento moderno. Universidad de Sevilla.1992. Pág. 95-123

-Casqueiro Barreiro, Fernando. “LA LÓGICA DEL GRAN ESPACIO”. POLITECNICA DE MADRID. 2000.

IMAGENES:

-Mies Van Der RoheE, GG, EDITORIAL GUSTAVO GILLI, S.A. BARCELONA 1977

-Carlos Avila Caro

MAQUETA :

-Carlos Avila Caro


Descargar Documento (Power Point): Aquí











0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada