Arquitectura y Diseño

Arquitectura y Diseño
Cultura Arquitectónica

5 feb. 2012

Casa Gómez Arrubla


Ubicación: Manizales, Colombia
Arquitectos: Herrera & Nieto
Obra: Casas Gómez Arrubla
Año: 1950-1954



Los dos arquitectos inician estudios en la recién formada (1936) Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá, de donde se trasladan a la ciudad de Washington DC. para terminar el ciclo profesional en 1942 en la Catholic University de formación clasicista. El contacto directo con la arquitectura moderna, especialmente con la arquitectura doméstica de Marcel Breuer lo realiza Jaime Nieto al trasladarse a New Haven para cursar postgrado en la Yale School of Architecture en donde obtiene el título de master (M. F. A. ) en 1943. Su traslado a Colombia, a finales de la década de los 40, concuerda con las primeras realizaciones de arquitectura moderna en el país.

Para 1949 (Proa 31, enero de 1950) proyectan un edificio de renta en Bogotá que causa gran impacto en la arquitectura local debido a la disposición radical de la planta libre pero sobretodo debido a la mezcla atrevida de materiales locales (ladrillo y piedra arenisca) con materiales importados (vidrio y perfileria lacada).
La revista Proa reseña la producción de esta firma hasta 1953, año a partir del cual no se tienen más referencias de su producción arquitectónica. Debe anotarse que Jaime Nieto Cano fue vicepresidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos para el periodo de 1950.

Los arquitectos Herrera y Nieto Cano reciben el encargo de las casas Gómez Arrubla en 1950. Ese mismo año la revista Proa publica varios edificios de la firma realizados en Bogotá. La peculiaridad del encargo reside en tratarse de cuatro viviendas con programas y áreas similares, tres de las cuales colindan en un terreno que constituye una manzana completa. Esta circunstancia permite el desarrollo de un proyecto en el que las unidades de vivienda independientes, aún manteniendo ciertas diferencias espaciales y formales entre sí, componen un conjunto que se visualiza como unidad formal.
El solar se localiza en la ciudad de Manizales, ciudad colombiana situada a 2100 m en las estribaciones de la cordillera de los Andes. El límite noreste del terreno viene determinado por la avenida Santander, vía principal de circulación de peatones y vehículos de la ciudad. Las otras calles que rodean el solar son de menor rango y acusan ángulos en su trazado debido a la irregularidad en la morfología del terreno urbanizado. Este proyecto constituye la primera etapa de edificación de un sector, el barrio Belén, que se urbaniza a finales de los años 40 para el asentamiento de la nueva clase adinerada de la ciudad. En siguientes etapas de la urbanización no se llevan a cabo proyectos relevantes, lo que ha generado un contexto con escasos atributos urbanos o paisajísticos.

El solar cuenta con una superficie de 6.765 m² dividida en tres parcelas de 1.765, 2.100 y 2.900 m². El frente a la avenida Santander tiene una longitud de 90 m al igual que la dimensión máxima perpendicular, presenta una pendiente del 12% en sentido noreste suroeste. El solar al ocupar toda la manzana posibilita las mejores condiciones de asoleamiento en todos sus puntos. Su frente principal se orienta a noreste.
En el terreno se desarrollan tres viviendas con un área de 841 m² la primera, en el extremo noreste, 1023 m² la segunda, en la posición intermedia y 662 m² la tercera, en el extremo noroeste.

El conjunto fue concebido en dos niveles: el inferior lo ocupan las zonas sociales y los servicios y el superior lo ocupan los dormitorios. La correspondencia de alturas de los primeros pisos y la disposición concertada de los planos a diferentes profundidades determina una continuidad visual que permite apreciar las tres viviendas como un único edificio. En las tres
casas se incorpora un espacio a doble altura en relación con la escalera. La localización de dicho espacio determina la organización concéntrica de las viviendas respecto a éste. El uso de muros portantes no impide la extensión de la relación visual entre los espacios sociales de las casas. Todos los accesos peatonales y con vehículos se disponen hacia la avenida Santander.

La agrupación de las viviendas permite liberar extensas franjas de terreno en la parte anterior y posterior del solar. El volumen se asienta sobre un relleno de tierra que eleva las plantas bajas 1.20 m aproximadamente sobre el nivel de la acera. La vivienda localizada en el extremo noreste queda atrasada respecto la avenida Santander debido a la intención de los arquitectos de vincular visualmente al conjunto la cuarta casa proyectada para los hermanos Gómez Arrubla, ubicada en la esquina de enfrente (ver plano de emplazamiento).
La estructura de la casa consiste en muros portantes perpendiculares a fachada. La distancia entre ejes es variable: predominan las luces entre 5 y 6 m que en algún punto llegan hasta 8.50 m.
La mayoría de los muros portantes están construidos en ladrillo macizo a doble hilada de 24 x 12 x 6 cm, siendo algunos muros realizados en piedra arenisca burda. Los forjados son de hormigón armado sin aligerantes, con un espesor de 35 cm.

El proyecto presenta pocos voladizos aunque en algún caso llegan hasta:
240 cm, en la vivienda del extremo noroeste. El cerramiento exterior de las viviendas se caracteriza por las generosas dimensiones de las superficies acristaladas. Dado que todos los distintos ámbitos de la vivienda dan a fachada es posible observar diversas soluciones de acristalamiento: ventanas practicables horizontales y verticales, vidrios fijos de piso a suelo y paredes de bloque de vidrio. La carpintería metálica fue importada íntegramente de Estados Unidos.
Tanto las cubiertas del primer piso como las de planta baja son planas, estas últimas transitables con pavimento en plaquetas cerámicas de 40 x 40 cm.

El perímetro de las terrazas se soluciona con una barandilla metálica de montantes verticales. La continuidad del pasamanos en la fachada frontal de las tres viviendas es un factor determinante para la percepción unitaria del conjunto. Las escaleras principales del conjunto tienen estructura metálica: los peldaños, metálicos o de madera, se apoyan en vigas aparejadas de sección tubular. En las escaleras se observa un exceso de diseño que entorpece su relación visual con los otros componentes de las viviendas, generalmente más austeros.

El acabado de los muros interiores es diverso: se observan cerramientos de piedra arenisca en bloques o en lajas, muros con revoque de cemento pintados de color blanco y muros revestidos con tablillas de madera lacada. Los pavimentos interiores están realizados en tablilla machihembrada de madera Surinam, tanto en plantas bajas como en primeros pisos.
La Secretaria de Planeación del Municipio de Manizales declaró las casas Gómez Arrubla como patrimonio cultural de la ciudad de Manizales el año 2003.



Fuente:

-Universidad Nacional de Colombia-Sede Manizales

2 comentarios:

gabriel_andresgarcia dijo...

Muy buen articulo, Yo soy arquitecto y tambien pertenezco a la familia Gomez Arrubla. Le quisiera preguntar si pudiera enviarme este articulo a mi email para compartirlo con mi familia. Muchas gracias, mi email es gabriel_andresgarcia@yahoo.com

Carlos E. Camargo dijo...

Un proyecto y unas casas maravillosas. Importantes donde quiera que las pongan. Arquitectura de primera linea.

Publicar un comentario